01 800 248 88 00 / info@innovacionagricola.com
Inicio / Blog / FERTILIZACIÓN CON SILICIO, CULTIVOS MÁS FUERTES

FERTILIZACIÓN CON SILICIO, CULTIVOS MÁS FUERTES

7 febrero, 2016

El Silicio es uno de los elementos más abundantes en la naturaleza, ocupando el segundo lugar y solamente precedido por el oxí­geno. Éste sólo es absorbido por las plantas en forma de ácido monosilí­cico y en los suelos expuestos a producción de cultivos.

El nivel de silicio soluble como ácido mono-silícico no sólo disminuye considerablemente por pérdidas por lixiviación y/o extracción por los cultivos, sino que provoca cambios en la dinámica de otros elementos presentes en el suelo (fósforo, micronutrientes, metales pesados) y deficiencias para los cultivos, particularmente en aquellos con alta demanda por este elemento como el maíz, frijol, tomate, berries, berenjena, lechuga, coliflor, brócoli, espárragos, trigo, cebada, pepino, papa, pastos, entre los más importantes. Por esta razón se resalta la importancia de una fertilización adecuada con Silicio.

La aplicación de Silicio hace que el fósforo en el suelo sea más disponible para las plantas por lo que se mejora su absorción y como consecuencia hay un incremento en el rendimiento de los cultivos. Asimismo auxilia en caso de deficiencia de este elemento al hacer más disponible lo que hay en suelo.

El Silicio mejora la resistencia de las plantas frente al ataque de plagas y enfermedades, pues induce las defensas naturales de las plantas, las cuales retardan la formación de esporas de patógenos, además forma una barrera física a nivel celular, lo cual impide que penetren algunos de estos patógenos y también se promueve la formación de enzimas que repelen las poblaciones de algunos insectos plaga.

Desde el punto de vista fí­sico, favorece la resistencia a temperaturas extremas, ayuda a superar estrés por exceso de sales, por metales pesados, entre otros aspectos.

Existen diferentes soluciones para atacar esta problemática, dependiendo del tipo de cultivo y del grado de tecnificación del mismo (goteo, riego rodado, etc.), las cuales pueden ser con productos lí­quidos para aplicación ví­a foliar, sistema de riego, o bien, en forma de fertilizantes granulados para aplicación en banda o al voleo, resaltando la importancia de utilizar en sus cultivos una fuente de silicio que tenga la mayor capacidad de disolución en el suelo.

Ing. Jair Landell, experto de Innovación Agrícola.